Etiquetas

  • W (1)

viernes, 25 de junio de 2010

Copas vacías

Paciencia de cristal
Y de cristal la botella que amansa,
Son las dos a penas…
Y en los corazones, transitan Verdades
Entre oraciones y ruegos de amor.
Noble impotencia reflejada en el espejo
Resguarda la espalda, el respaldo
Que aguanta ese pesar…
Persiana entreabierta, tormenta…
Viraje para la noche solitaria,
Bisagra a su juego nocturno.
No hay encrucijadas,
Mas un calido infierno
Trajinado en la rutina antigua
Encallada en algún bar.
Melodías introvertidas,
Se desbordan en la copa
¿Brindis?, que ironía…
Que ironía la soledad,
Tragos amargos encienden faroles
Trágica media noche empobrecida de paz
Pagando su perjuria,
Lluvia confundida entre lágrimas
Diario abierto el alma,
Se robado un pañuelo.
Limpia el borde de la copa
Para el próximo trago.
El próximo trago que es para
El alma quieta en la penumbra
Y la misma nada que se renueva en sombras
Sombras haladas
Que sobrevuelan la habitación de soles muertos
De basureros despojados por el viento,
De llamas inexistentes,
De pasión adormecida…
En los rincones nítidos fluorecentes
Torneadas que rumorean añoranzas
Se corporizan
Entre humaredas de cigarrillos
Bocanadas bebidas
Por dioses alados olvidados
Como mares salados, nublados…
Tus ojos en las esquinas
Detienen mi paso
Calles mas abajo
Tormenta rondante
Reflejos en la copas fusilazos
tranceutes mezclados de corcheas
Andantes...
Entre los sillones de pana
En las flores de plástico
Fin.

6 comentarios:

thige dijo...

Bonjour Véronica,Magnifique,Amitiés

valerian dijo...

Muchas gracias por pasar Thige !

Taty Cascada dijo...

Bello espacio, delicadas letras,un placer haberte encontrado.
Un beso.

valerian dijo...

Gracias taty Tambien he pasado por tu espacio !! muy hermoso!

Penélope Sierra dijo...

Estoy todavía tragando saliva, y descubriendo este maravilloso encuentro...

Besos

josecb dijo...

Cuanta belleza querida niña argentina, es como un dialogo de ninfas, o quizá una conversación con tu musa.

No me extraña que seas sudamericana, el color emana de cada estrofa, una fuerza que, supongo, se desborda oyendo estos sentidos versos de tus propios labios, lo que ha de ser un placer reservado a unos pocos afortunados.

De momento dejo el ancla, hoy he decidido leerte solo un poema pero prometo volver, me gusta tu aura y sobre todo la fuerza de tu escritura.

Llevo escribiendo poesía desde que era un niño, pero por razones que ya no importan había dejado apartado este campo y me refugié en la prosa.

Hace poco decidí abrir un tercer blog “el nod…” y me reencontré con toda la inspiración que dormía pudriéndose en el interior de mi pecho.

La belleza engendra belleza y por eso te he encontrado hoy a ti, en un vuelo al azar, al igual que a otra poetisa un poco antes que también me ha impresionado.

Un abrazo desde España, no te quiero dar envidia pero aquí es pleno verano, pero no te preocupes que te dejo en mi despedida un poco de sol.