Etiquetas

  • W (1)

lunes, 12 de julio de 2010

PASEO POR LOS AIRES

Bandoneón aire, Buenos Aires
Tu calle gris destino disonante.
Noctámbulos escondrijos
Vigilan tus edificios
Ya se oye, cerca el rugir…
Grita, esa avenida amanecida
Tristeza en la periferia
Que delata su verdad
De chapas y cartones,
Que en la espera,
Se renueva la pena,
del interior …
Vida que se juega,
jaquemate …
Basural y esperanza
Derrama el paisaje sutil e inconciente:
Surrealistas edificios de millones.
Inútiles, como inútiles
Reflejan los espejados:
La miseria cartonera
Que camina en las esquinas
Chocando entre realidad enmohecida
De miradas distantes
De balcones desgajados por el tiempo…
Nostalgia desprendida del pecho
Despierta rumorosa Buenos Aires.
Despierta la verdad arrabalera
Con el silbido del tango ingenuo…
De camino por la boca.
Se desvanecen los encuentros
Aroma café en los bares
Descifran relatos de humo
Oxidados pensamientos,
Encallados en el puerto.
Aguas turbias…
Encuentro; edificio añejo despoblado
Pétreo el cielo, olvidado de misterio
Garúa refinada en el sombrero.
Aire de Buenos Aires envuelve lento
En fuga recorre esquinas,
Estampa con el viento
Las fachada de algún tiempo…
La parada de algún taxi,
Ronda superflua para el viajero
Los carteles mensajeros,
Laberinto genuino fiel, para visitante.
Aire de Buenos Aires en las cuerdas criollas
Fecundas melodías por florida
Transitan las memorias legendarias
De algún pueblo olvidado.

9 comentarios:

thige dijo...

Bonjour à vous,votre poème me fait penser à Jules Supervielle: "De tputes les maisons du monde Ne durera plus qu'un balcon Et de l'humaine mappemonde Une tristesse sans plafond". j'ai plaisir à Vous lire,thige

thige dijo...

lire: de toutes les maisons

valerian dijo...

Muchas gracias por pasar por esta mi mansion , un espacio que deja hablar el alma.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Es un bonito poema, Buenos Aires, tiene mucho de Bandoleón, de tangos, de músicas y letras nostálgicas, de leyendas enigmáticas, diversidad de culturas que todas se aúnan en una vieja milonga.
Besos

Jorge Ampuero dijo...

Todo un tour citadino al ritmo certero de tus versos. Buenos Aires, ciudad que anhelo visitar pronto.

Saluditos...

anuar bolaños dijo...

De mi libro "El Sueño Desolado"


9



La calle al inicio de la jornada
aúlla atiborrada de metales.
Estoy a la mesa en el cafetín de siempre,
la escenografía de farallones del fondo
me arropa la vista,
la mesera abandona el tinto
y se esfuma.

Esta es la hora
en que soy un letargo incrustado
a un paisaje burdo.

Permanezco ausente
del agite de la ciudad,
enclaustrado en la idea de siempre
poseso por una duda inconclusa:
Soy un número más
para esa voz que me nombra
o el silencio de esa voz cuando calla?



anuar bolaños.

Juan Carlos dijo...

Una ciudad mágica como todas las que florecen en América, pero su belleza particular esparce Buenos Aires al mundo entero.

Un placer visitar tu blog. Saludos,

J.C.

anuar bolaños dijo...

Todas sirven
Al momento de probar la guillotina
La vibrante espada o la daga roma,
Cuando se haga necesario ocupar el cepo
O girar el arranca-miembros.
Puede ser el gas que derrite los pulmones
O el voltaje que tuesta el pellejo,
Quizás una cerbatana del amazonas
Y también un flecha de los Sioux.

Si el aceite está hirviendo
O el agua se encuentra en ebullición,
Si la hoguera florece
O los fusiles ya fueron alineados.

A la hora de descargar el hacha
O tirar de la soga,
Para que entre la bala
O el porrazo caiga.

Bajo la presión de la almohada que impide asir el aire
O en medio del aturdimiento del agua que lo reemplaza.
No habría porque descartar la cicuta
O el empujón hacia el acantilado.

Para su pasatiempo celestial todas sirven.
Al momento de probar sus destrezas de matarife,
a Dios, la cabeza de cualquier poeta le sirve.



anuar bolaños.

valerian dijo...

sus palabras son poesia!